Subscríbete a nuestro boletín semanal

actualidad

NOTICIAS

Publicar      
Informe. Una mirada hacia la migración en Andalucía

Fundación Migrar (19/07/2021)

Portada Estudio El informe concluye un alto grado de integración y buenas expectativas de convivencia.

Os acercamos al informe Una mirada hacia la migración en Andalucía realizado en verano de 2020 por la OIM y que recoge las respuestas y opiniones de 779 personas migrantes encuestadas residentes en las distintas provincias andaluzas.

Este informe fue realizado con motivo del proyecto Marca la Diferencia: hacia una mirada positiva sobre la migración en Andalucía, implementado por la OIM (Organización Internacional de las Migraciones - España) y apoyado por la AACID.

El objetivo principal del estudio es acercar la realidad de las personas migrantes residentes en Andalucía a la sociedad local para acortar la distancia percibida entre ambos grupos de vecinos. 

Al conocer de primera mano sus perfiles, percepciones y experiencias vividas se puede entender mejor cómo es su realidad y trasladarla directamente al conjunto de la sociedad andaluza. 

Altos niveles de formación y multilingüismo

A tenor de los datos extraídos, podemos remarcar algunas conclusiones.

En primer lugar, atendiendo al perfil sociocultural de los encuestados, se puede concluir que la gran mayoría de los migrantes residentes en Andalucía atesora un gran bagaje educativo y cultural, considerando sus altos niveles de formación y multilingüismo.  El 41% ha terminado el bachillerato y un 16% tiene estudios universitarios. En cuanto al dominio de idiomas, el 72% hablaban más de una lengua. 

Además, en lo habitacional, vive de alquiler acompañada por más personas en pisos más bien modestos. 

Las necesidades económicas son una variable clave que está presente en todas las etapas del proceso migratorio reflejadas en este informe. 

Mientras que un 9% dejó su país por motivos de conflicto político o inseguridad, la mayoría de los encuestados (57%) decidió emigrar por razones económicas, en busca de mejores perspectivas laborales y materiales.

Sin embargo, una vez establecidos en territorio andaluz, su primera necesidad sigue siendo el acceso a un puesto de trabajo y el apoyo económico. Una problemática que se recrudece en caso de las mujeres, que sufren mayores tasas de desempleo que los hombres y hacen más trabajos sin contrato.

Estos obstáculos económicos para el desarrollo personal de los migrantes pueden constituir una barrera para su integración en la sociedad andaluza. 

Como recoge el informe La integración de los inmigrantes en España: una propuesta de medición a escala regional, del Observatorio Permanente de la Inmigración (OPI) el empleo, el bienestar material, las relaciones sociales y el acceso a la ciudadanía son los cuatro principales indicadores para la medición de la integración. 

A través de los datos de este estudio se puede deducir que las mayores carencias de los encuestados están en los puntos referidos al empleo y al bienestar material y tienen en las necesidades económicas su eje transversal. Respecto a los otros dos, en primer lugar, la situación administrativa de la gran mayoría de los participantes estaba regularizada y buena parte de ellos se mostraban conforme con la Ley de Extranjería. 

En segundo lugar, las relaciones sociales con la comunidad andaluza muestran unas expectativas de convivencia bastante halagüeñas.

Tres de cada cuatro consideran positivo o muy positivo el trato de los andaluces hacia los migrantes. Además, el 53% dice tener muchos amigos andaluces.
Si bien todavía queda mucho por hacer, puesto que una pequeña minoría sí ha percibido un trato diferencial hacia ella, la gran mayoría de la muestra nunca se ha sentido discriminada por los locales. Y, además, una gran parte de los encuestados mantiene relaciones de amistad con muchos andaluces. 

En definitiva, la encuesta ha revelado una realidad un tanto hostil en el ámbito económico que contrasta, en términos generales, con la actitud acogedora y tolerante de la sociedad andaluza. 

En lo social existen unas bases sólidas para una convivencia efectiva que, sin embargo, no se corresponden con la fragilidad económica experimentada por los migrantes residentes en Andalucía. Por tanto, uno de los principales retos de cara al futuro será conciliar ambas dimensiones.

Aquí puedes ver el informe completo.







Ver más noticias

117,625 consultas resueltas - 29,204,010 páginas vistas desde julio 2005

Un espacio de Cruz Roja Española puesto en marcha por logo mini migrar.org