Subscríbete a nuestro boletín semanal

actualidad

NOTICIAS

Publicar      
Balance: ¿Cómo fue el dispositivo de atención a personas evacuadas de Afganistán en Torrejón?

Cruz Roja Española (14/09/2021)

Atención refugiados afganos Más de 300 personas entre personal laboral y voluntarios participaron en la atención a los recién llegados.

Durante el mes de agosto y coincidiendo con la llegada de miles de personas evacuadas procedentes de Afganistán, Cruz Roja  puso en marcha y mantuvo un importante dispositivo de atención a personas refugiadas llegadas de este país a petición de la Secretaría de Estado de Migraciones, y en colaboración con la Unidad Militar de Emergencias.

Más de 300 personas participaron en las diferentes tareas de atención que van desde la asistencia psicológica a la llegada hasta su marcha de la instalación provisional de tránsito; de manera simultánea llegaron participar hasta 180 personas durante la llegada de los vuelos. Sin embargo, la atención de Cruz Roja va mucho más allá y puede alargarse hasta 24 meses al entrar a formar parte del programa de Personas Refugiadas.

En un primer momento, el voluntariado de Cruz Roja dio respuesta a las necesidades urgentes, "vienen muy cansados, y su primera preocupación es contactar con sus familiares y las personas que han dejado atrás; no se preocupan por qué van a hacer mañana, sino que quieren descansar, sentirse acogidos y coger fuerzas", destacaba Cristina Domínguez, del programa de Personas Refugiadas.

A diferencia de otros movimientos de solicitud de asilo, en este en particular "se nota la urgencia con la que han tenido que salir: llevan muy pocas cosas, agotados y con mucho estrés psicológico". 

Tras la acogida, las personas que llegan pueden pasar por dos fases: una primera de estancia, y una segunda de preparación para la autonomía "en la primera pueden estar entre 6 y 9 meses, en función de la vulnerabilidad de la persona; y en la segunda, entre 6 meses y un año, por lo que lo normal es que estén dentro de nuestros proyectos un total de 18-24 meses, en función del perfil".

A la primera fase acceden tras solicitar la protección internacional, y siendo derivados del Sistema Estatal de Acogida. Pasan a estar en un recurso gestionado por Cruz Roja, que puede ser un centro de personas refugiadas o un piso independiente, "durante este tiempo es importante su integración, aprenden el entorno, sus derechos y deberes, el contexto y el idioma, algo clave para que puedan insertarse también laboralmente". A estos conocimientos se les suma toda la formación que vayan adquiriendo en los primeros meses de habilidades y competencias transversales. 

En la segunda fase se trabaja por su autonomía "buscamos que encuentren una oportunidad laboral". Durante este tiempo pueden alquilar una vivienda con el apoyo de Cruz Roja y siguen contando con apoyo legal, psicológico y orientación para cursar su solicitud de protección internacional.

La respuesta del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja

Cruz Roja Española es la entidad con mayor implantación territorial del Sistema Estatal de Acogida (con 47 provincias) y mayor volumen de plazas de acogida (aproximadamente un 30% del total). Forma parte desde hace más de 30 años de este sistema para dar apoyo integral y multidisciplinar a las personas solicitantes y beneficiarias de protección internacional. 

Sin embargo, el Movimiento Internacional y los tratados internacionales constituyen una promesa fundamental para las Sociedades Nacional de la Cruz Roja y su Comité Internacional, que actúa en conflictos armados como Siria, Sudán del Sur y Yemen. Tras la Segunda Guerra Mundial se aprobaron los Convenios de Ginebra como un reflejo de los valores universales de comportamiento ético en tiempo de conflicto para proteger a personas heridas y enfermas, prisioneras de guerra y civiles en territorios ocupados, unos convenios que fundamentan la respuesta de la Cruz Roja internacional también a día de hoy con la situación afgana. Piden angular el Derecho Internacional Humanitario y encarnan el principio de que ¿la guerra debe librarse dentro de ciertos límites que han de respetarse para preservar la vida y la dignidad de los seres humanos¿, por lo que toda persona que no participe en el conflicto tiene derecho a recibir protección y trato humano. 

Los Convenios de Ginebra confieren al CICR y a las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja el claro cometido de prevenir y aliviar el sufrimiento en todo el mundo. En la actualidad, el Movimiento de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja está representado prácticamente en todos los países del mundo, garantizando así una red humanitaria mundial.
Todo ello reafirma también los Principios Fundamentales del Movimiento: Humanidad, Imparcialidad y Neutralidad. Si bien la Humanidad es el eje central, la comprensión de Neutralidad e Imparcialidad deben ser respetados para garantizar las adecuadas condiciones de vida en zonas de conflicto, sean quienes sean las personas afectadas, independientemente de su etnia, religión o nacionalidad, pues prima exclusiva y estrictamente el criterio de necesidad. 

El dispositivo en Torrejón de Ardoz

Cruz Roja Española desplegó más de 200 personas para el montaje y mantenimiento del operativo, así como para la atención de los primeros vuelos que llegan a la península, junto con una flota de 10 vehículos entre los que se incluyó una ambulancia, un camión de 20 toneladas y contenedor cafetería.  

De manera paralela, los Equipos de Respuesta Inmediatas en Emergencias de Albergue Provisional instalaron 3 albergues con grupo electrógeno, torre de iluminación y dos climatizadores. Para la Instalación Provisional de Tránsito se desplegaron 100 personas y una flota de 5 vehículos, entre los que se incluyó un vehículo de comunicaciones -de la ERIE de Telecomunicaciones - y camión de 20 toneladas. Se instalaron 5 tiendas, un grupo electrógeno con torre de iluminación y dos climatizadores. 

Esta instalación cuenta con 790 plazas de primera acogida más otras 60 para posibles cuarentenas.  

Cruz Roja, además, realizó tomas de temperatura y test de antígenos para evitar brotes de COVID-19 complementando los de Sanidad Exterior, unas operaciones preventivas que se complementan con el despliegue de dos tiendas de aislamiento con aseos para personas positivas y contactos estrechos, montaje y gestión de un punto de atención sanitaria y traslados de personas a centros hospitalarios. La Institución además se encargó de la filiación, la Identificación precoz de vulnerabilidades, la atención psicosocial -a través de su ERIE de Atención Psicosocial-, la atención a menores con los Equipos de Sensibilización e Información ante Emergencias de Cruz Roja Juventud -que cuenta con un espacio de ludoteca infantil- y puso a disposición de las mujeres que lo necesitaron un espacio de lactancia.  

Además, Cruz Roja también facilitó alimentación, mantas, sábanas y kits de higiene a las personas que llegaron en los vuelos desde Afganistán, y realizó traslados de las unidades familiares ya identificadas a las zonas de acogida, un material que se complementa con el que entrega el Ejército del Aire. 





Ver más noticias

117,922 consultas resueltas - 29,204,010 páginas vistas desde julio 2005

Un espacio de Cruz Roja Española puesto en marcha por logo mini migrar.org