Subscríbete a nuestro boletín semanal

actualidad

NOTICIAS

Publicar      
Derechos plenos para los gitanos europeos

Migrar.org (16/09/2010)

Imagen de bnim de Flickr Tras la expulsión de miles de personas de etnia gitana en Francia, esta semana la Comisión Europea ha expresado su "vergüenza" y ha amenazado por abrir un expediente regulador al país galo.  Desde Migrar.org queremos mostrar nuestro rechazo las repatriaciones y los desmantelamientos que ha realizado este país y analizar la respuesta que ha dado la sociedad civil al respecto


París, 28 de julio. Después de los disturbios acontecidos en Saint-Aignan con motivo de la muerte, a manos de gendarmes, de un gitano de 22 años que presuntamente había robado en un cajero automático, el gobierno francés anuncia un conjunto de medidas contra los Roma rumanos y búlgaros. Seis días después, Francia empieza a desmantelar los poblados gitanos irregulares con el desalojo, sin incidentes, de un campamento ilegal situado en Saint-Etienne, en el este del país. La deportación de gitanos comienza poco después, el 19 de agosto, con el envío de 3 aviones desde París y Lyon con destino Bucarest. En ellos viajaban 86 personas de etnia gitana. Desde entonces, en lo que va de año, más de 8000 gitanos han sido ya expulsados del país y más de 50 asentamientos ilegales han sido desmantelados.

Tanto Rumanía y Bulgaria alertaron sobre el peligro de posibles reacciones xenófobas y recordaron que ningún país de la Unión Europea podía cerrar sus fronteras. Pero no hubo reproches directos por parte de estos países por la política francesa de expulsión de romaníes.

Sin embargo, las reacciones por parte de varias entidades y organismos no se hicieron esperar. En agosto, la ONU mostró su inquietud ante el repunte de "las manifestaciones violentas de carácter racista contra los romaníes" en el territorio francés. El Vaticano, por su parte, afirmó que la persecución de la que son víctimas los gitanos es "una suerte de nuevo Holocausto". Hace unos días, el Parlamento Europeo aprobó una resolución que condena las deportaciones de personas gitanas en Francia, asegurando que "violan los tratados de la UE y la legislación comunitaria". Según este organismo, las expulsiones de ciudadanos europeos "deben ser evaluadas y decididas caso por caso, teniendo en cuenta las circunstancias personales".

En España, la Plataforma de ONG de Acción Social (POAS), la Plataforma del Voluntariado (PVE) y la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social  (EAPN-ES) afirmaron que las medidas aplicadas por el Gobierno francés, que incluyen el desalojo forzoso de cientos de asentamientos y la repatriación de miles de familias gitanas a sus países de origen (Rumania y Bulgaria), "atentan contra la dignidad de este colectivo, violan derechos fundamentales de los ciudadanos y suponen un claro ejemplo de discriminación racial".

A pesar de todas estas críticas, el gobierno francés no ha mostrado signos de cambio.


Francia retira la circular

Esta semana, la Comisión Europea afirmó sentir "vergüenza" por la actitud del Gobierno francés y decidió abrir un proceso sancionador contra este país por violar la legislación europea. "Basta ya", afirmó la comisaria de Justicia y Derechos Fundamentales, Viviane Reding, dolida porque el gobierno francés ocultó una circular hecha pública hace unos días, en la que priorizaba la expulsión de ciudadanos gitanos en su lucha contra el crimen.  Frente a estas acusaciones, el martes, finalmente, París retiró la circular.

Sin embargo, el miércoles, París expresó su "asombro" por la amenaza de la Comisión Europea y criticó la "polémica" y las "declaraciones estruendosas" de la CE. El portavoz de la diplomacia gala Bernard Valéro afirmó que Francia es un ejemplo de "trabajo a favor de la población romaní". Mientras hacía estas declaraciones, el país galo procedió a dos nuevos vuelos de deportación de ciudadanos rumanos y búlgaros, casi 160 desde París, y unos 65 desde Marsella. La mayoría de ellos eran gitanos. Todo ello hace pensar que la política de inmigración francesa no cambiará a pesar de las amenazas.

Desde Fundación Migrar también queremos expresar nuestro rechazo a las expulsiones y desmantelamientos. Creemos en la posibilidad de una integración efectiva de las personas inmigrantes o procedentes de otras culturas a través de  herramientas y principios de una sociedad democrática. Por ello, las medidas colectivas de repatriación, que afectan a grupos identificados por sus orígenes,  nos suscitan muchas dudas y temores. Abogamos por la implementación de otras medidas/políticas que apuesten más por la integración que por la exclusión.


La situación en otros países

La polémica en Francia ha sacado a la luz la discriminación que sufren millones de gitanos en otros países europeos. Los gitanos constituyen la principal minoría étnica del continente, presente en los 27 países de la UE con una población estimada en 10-12 millones de personas. En la actualidad, tres de cada diez viven en situación de exclusión social y, según el Informe de 2009 de la Comisión del Consejo Europeo contra el Racismo y la Intolerancia, deben afrontar discriminación en los ámbitos de educación, vivienda, trabajo y sanidad.

Esta situación da lugar a que en países como Hungría, Rumanía y Bulgaria las tasas de pobreza rebasen el 50% en las poblaciones gitanas y el desempleo pueda llegar al 80%.

En España viven cerca de 700.000 gitanos, cifra que supone el 1,4 % de la población española y el 10% de los gitanos europeos. Según el último informe del Instituto de la Juventud (INJUVE), sólo el 17%  de la juventud española ve de forma negativa la diversidad cultural, racial y religiosa. No obstante, la discriminación en España hacia esta etnia sigue siendo una realidad a pesar de que solo 3 de cada 10 víctimas lo denuncien. Por ejemplo, en 2009 los contratos de trabajo de este colectivo cayeron un 35%, el doble que los de toda la población (según los datos del sexto Informe Anual Discriminación y Comunidad Gitana elaborado por la Fundación Secretariado Gitano).

Esta discriminación se ve agravada en el caso de las mujeres gitanas, que sufren el 50% más de rechazo que los hombres, ya que a la raza se suma la condición de género. Por tanto, el caso de la discriminación de ciudadanos gitanos en Francia debería llevarnos a reflexionar y trabajar por la igualdad de derechos en España.


¿Qué hacer si te sientes discriminado/a?
Infórmate de cuáles son tus derechos, conoce la legislación vigente y los organismos a los que puedes recurrir. Éstos son sólo algunos de ellos:




Ver más noticias

113,770 consultas resueltas - 29,204,010 páginas vistas desde julio 2005

Un espacio de logo mini migrar.org en el que participa Cruz Roja Española