Subscríbete a nuestro boletín semanal

actualidad

NOTICIAS

Publicar      
Una red de escuelas conectadas en los campos de refugiados

Cruz Roja Española (18/01/2022)

Niños refugiados Sea cual sea el lugar y las circunstancias, los niños y las niñas merecen recibir una educación de calidad. Proyectos como el de Instant Network Schools (INS) demuestran que la tecnología, en este sentido, tiene mucho que aportar. 

Lo dicen los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en su punto cuatro: todos los niños y las niñas deberían tener acceso a una educación de calidad. Sin embargo, los datos demuestran que es una realidad todavía lejos de alcanzarse. En 2021, había más de 80 millones de personas refugiadas o desplazadas en todo el mundo, de las cuales el 40% son niños y niñas. Con una estancia media en los campamentos de 20 años, esto significa que los niños y niñas pueden nacer y hacer toda su escolarización en un campamento a menudo situado en zonas remotas y aisladas con un acceso muy limitado al mundo exterior.

Y no solo eso, puesto que las escuelas de los campamentos suelen estar superpobladas y carecen de infraestructuras básicas, de profesorado formado y de material educativo. Algo tan básico como los propios libros escasea. Por todo ello, para casi la mitad de los niños y niñas en esta situación, la educación sigue estando fuera de su alcance (el 48% no está escolarizado). Además, el acceso disminuye a medida que los niños y niñas ascienden en la escala educativa, ya que solo el 31% de la infancia que se encuentra en este contexto accede a la escuela secundaria, frente a una media mundial de más del 60%. 

El 48% de niños y niñas que se encuentran en campos de refugiados no están escolarizados 


La plataforma Red Social Innovation, que surge de una alianza entre la Cruz Roja Francesa, a través de 21, su Acelerador de Innovación Social y la Cruz Roja Española, a través de la Fundación Tecnologías Sociales, TECSOS, incluye proyectos que buscan mejorar la vida de las personas. Instant Network Schools es una de esas iniciativas que, precisamente, sugiere una red de escuelas conectadas en los campos de refugiados para tratar de combatir esta problemática.

Así, el programa Instant Network Schools (INS) es un modelo pionero y holístico que ofrece una solución integral de Educación Conectada que incluye energía, conectividad, el Aula Instantánea (que facilita la Fundación Vodafone), contenidos educativos digitales, o formación del profesorado, entre otros aspectos. Fruto de una asociación público-privada entre la Fundación Vodafone y ACNUR, el programa se enfoca concretamente en impartir formación sobre la gestión de las aulas, las pedagogías centradas en los niños y niñas y los métodos de aprendizaje exploratorio para contribuir a una transición gradual y duradera de los métodos de enseñanza. 

Para ello, el programa INS se inspira en gran medida en la innovadora Instant Classroom de Fundación Vodafone. Esta es un aula ¿en una caja¿ que incluye un proyector, un ordenador portátil, 25 tabletas, un servidor de contenidos educativos, herramientas de seguridad en línea, un módem 4G y baterías para hacer funcionar el equipo durante un día.  

El INS es un ejemplo del poder transformador de la tecnología como parte de una solución y no como objetivo final. Mediante este sistema, el objetivo es mejorar los resultados de aprendizaje y, al mismo tiempo, aumentar la alfabetización digital. Para ello, en cada escuela se ha acondicionado un aula para albergar el equipamiento tecnológico requerido. Cada clase escolar asiste unas horas a las semanas y, fuera de ese horario, por las tardes, los fines de semana, o las vacaciones escolares, la sala se utiliza para la formación de los profesores, la preparación de exámenes y salas de estudio, el cibercafé y otras actividades comunitarias. Las escuelas que carecen de energía, por otra parte, disponen de paneles solares y baterías suficientes para alimentar los equipos del INS, así como capacidad adicional para el personal, los estudiantes y los dispositivos de la comunidad. 
Lanzado en 2013, el INS ha beneficiado ya a más de 126.000 estudiantes y a más de 1.200 profesores. 

Lanzado en 2013, el INS ha beneficiado ya a más de 126.000 estudiantes y a más de 1.200 profesores en 56 escuelas de Kenia, Tanzania, la República Democrática del Congo, Egipto, Mozambique y Sudán del Sur. Los resultados de una investigación independiente realizada durante un periodo de 10 meses en 2018 consideran que el programa INS es un raro ejemplo de un programa de tecnología educativa que funciona eficazmente dentro de las escuelas de campos de refugiados y tiene el potencial de tener un impacto catalizador en todo el sector de la educación humanitaria. Además, las INS también mejoran la autonomía de los refugiados proporcionando la infraestructura, las últimas herramientas tecnológicas y los contenidos para mejorar los resultados del aprendizaje y las habilidades de alfabetización digital, aumentando así el acceso a la educación terciaria y la mejora de oportunidades de empleo y reasentamiento. 

El 17 de diciembre de 2019, la Fundación Vodafone anunció la ampliación de su programa Instant Network Schools hasta 300 escuelas para finales de 2025 en el primer Foro Mundial de Refugiados en la sede de las Naciones Unidas en Ginebra. Porque la educación debería llegar a todas partes y todos los rincones del planeta. 

Este artículo ha sido extraído de la revista AHORA de Cruz Roja Española.




Ver más noticias

118,419 consultas resueltas - 29,204,010 páginas vistas desde julio 2005

Un espacio de Cruz Roja Española puesto en marcha por logo mini migrar.org